De Girona a Sant Feliu en bicicleta

Recorrer el mundo en una bicicleta es gratificante, es más que combinar un deporte con el turismo, se trata de un estilo de vida y compartirlos con nuestras chicas ha sido una de nuestras misiones; por lo tanto, me he dado la tarea de procurar que nuestros itinerarios puedan ser disfrutados por personas de distintas edades y con diferentes condiciones físicas, de lo contrario sería un placer que solo los más “fitness” podrían disfrutar.

Nuestra segunda aventura por las Vías Verdes la hicimos con la más pequeña de la casa de 9 años de edad y nuevamente en pleno verano. Por lo que nos inclinamos por una ruta un poco conocida y además queríamos darle continuidad a nuestro primer recorrido entre Olot y Girona en el 2011, así que la elegida fué la Vía Verde Girona – Sant Feliu de Guíxols  en la Costa Brava de Cataluña, por lo que el mar sería nuestra recompensa luego de 44Km de recorrido.

Nuevamente tomamos el tren que nos llevaría hasta Girona, he de confesar que estoy enamora de la facilidad con la que se puede subir una bici al tren, para luego descubrir las maravillas que el mundo tiene. Una vez en Girona, nuestro pedaleó inició hacia la costa.

Dedicamos dos días para nuestro viaje, pasando una noche en Sant Feliu y así poder disfrutar de su pintoresca Feria de Verano. Recordemos que no solo se trata de recorrer kilómetros con nuestras bicicletas, sino que también, disfrutar y conocer los sitios por donde pasamos.

Esta ruta avanza en suave pendiente y alcanza su punto más alto en Cassà de la Selva y luego inicia el descenso hacia Sant Feliu. Conocimos las comarcas de Gironès y Baix Empordà, recorriendo la cuenca del río Ter hasta el valle del Ridaura, y entre comarca y comarca y los sembradíos de peras, girasoles, viñedos, maizales. No faltaron los bosques que refrescaron nuestro pedaleo y descubrimos las áreas de camping al estilo europeo que estaban abarrotadas por campers cuyos visitante suelen usar la Vía Verde para viajar a la playa en sus bicicletas.

El verano nos da la posibilidad de disfrutar de días largos y de buen tiempo, pero también se deben tomar previsiones adicionales como una buena hidratación. Esta vez debíamos realizar el recorrido en bicicleta antes del que el sol estuviera es su punto máximo y así evitar golpes de calor o insolaciones, principalmente en las áreas menos provistas de sombra.

La ruta cumplió nuestras expectativas por lo que decidimos repetirla cuatro años más tarde, esta vez con las dos chicas ya de 13 y 15 años de edad. El destino final sería Sant Antoni que está 10Km después de Sant Feliu y adicionamos cuatro días de camping en la maravillosa Costa Brava, cargando cada una su equipaje y las tiendas de campaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: